ÁGORA

_dsc0077

Medicina, seleccionada para el proyecto piloto del Sello Internacional que será necesario para ejercer en Estados Unidos

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 25 ene 2021 11:33 CET

La Facultad de Medicina de la Complutense es uno de los cuatro centros españoles seleccionados por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) para participar en el proyecto piloto de concesión del Sello Internacional de Calidad de los estudios oficiales de Medicina, que otorga la World Federation Medical Education (WFME). Este Sello ha cobrado especial importancia ya que a partir de 2023 –aunque posiblemente se aplace a 2024- los titulados en Medicina que quieran realizar su especialización o ejercer profesionalmente en Estados Unidos, solo podrán hacerlo si han cursado sus estudios en un centro superior que cuente con esa acreditación.

 

Desde los años 50 del pasado siglo, los médicos que no se han formado en Estados Unidos deben aprobar un examen que convoca la Educational Comision for Foreign Medical Graduates (ECFMG). Alrededor de 300,000 médicos han realizado ese examen desde entonces. A partir de 2023 uno de los requisitos para presentarse a esa prueba será haber estudiado en un centro que cuente con el sello internacional de la WFME. También Canadá va a exigir haber estudiado en centros con sello internacional para ejercer en su territorio. 

 

El vicerrector de Calidad, Miguel Ángel Sastre, hasta el pasado mes de mayo director de Evaluación de Enseñanzas e Instituciones de ANECA, explica que tras conocerse esta nueva exigencia y reunirse con la Conferencia de Decanos de Medicina, la agencia española decidió solicitar a la WFME su acreditación como agencia evaluadora del citado sello. Como señala el vicerrector este es un proceso que dura alrededor de un año y medio y que culmina con un proyecto piloto de evaluación de unas pocas facultades por parte de ANECA para demostrar que es capaz de realizar esas evaluaciones de acuerdo a los criterios de la WFME. Las facultades participantes en el piloto –junto a la de la UCM, están las facultades de Medicina de las universidades de Castilla La Mancha, Málaga y Navarra- si son evaluadas positivamente ya obtendrán el Sello Internacional de Calidad de la WFME.

 

Para el decano de Medicina, Javier Arias, que la Facultad sea uno de los cuatro centros seleccionados es “un honor”, pero sobre todo va a ser “un beneficio tremendo para nuestros estudiantes, que serán de los primeros que podrán cumplir los requisitos para poder ejercer o realizar la especialización en Estados Unidos y otros países. Para nuestros estudiantes es algo muy positivo saber que estudian en una facultad cuya calidad esté certificada por un sello internacional. Hay muchos ránkings, y muchos miran aspectos que no necesariamente atañen a la formación del estudiante. Por ejemplo, los ranking orientales miran mucho el tema de las publicaciones científicas, investigación, patentes… Pero hay un aspecto esencial de las facultades de Medicina que es la formación de sus estudiantes, la capacitación que se les da para ejercer la medicina, tanto desde el punto de vista científico como desde el punto de vista humano. Y ese aspecto es justo el que se va a evaluar en este tipo de sello y por eso creo que es esencial el poder decir que pasamos ese filtro”, opina el decano complutense.

 

El proyecto piloto probablemente comenzará a desarrollarse a finales de este año, y, como explica el vicerrector Miguel Ángel Sastre, constará como es común en todos los procesos de acreditación de titulaciones de un autoinforme inicial basado en evidencias, la posterior visita al centro de los evaluadores y de la emisión del informe final, que bien puede ser positivo, positivo condicionado a una serie de mejoras requeridas o negativo. En todo este proceso, el Vicerrectorado de Calidad y la Oficina de Calidad colaborarán con la Facultad en todo momento y en todo lo necesario.

 

Aunque no existen datos concretos del número de egresados complutenses o españoles que realizan su especialización en Estados Unidos o que ejerzan como profesionales de la Medicina en ese país, a nadie escapa que sin duda es numeroso. En el caso de la Complutense, como señala el decano Javier Arias, el ser la Facultad con mayor nota de corte de España y también la que más estudiantes “coloca” en los primeros puestos del MIR, hace que muchos titulados y tituladas opten por quedarse en hospitales españoles -“que a veces poco tienen que envidiar a los de Estados Unidos”- para realizar su especialidad e incluso después ejercer. “Pero lo importante, pienso yo, es que los estudiantes tengan todas las opciones abiertas, que puedan elegir. Esta es una opción que se ofrece. Lo malo es no tener opciones y tener que ir por la misma vía”, concluye Javier Arias.