CURSOS DE VERANO

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla

Moreno Bonilla reclama más apoyo del Gobierno al turismo y le acusa de “improvisación”

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel y Alfredo Matilla - 13 jul 2021 18:13 CET

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha reclamado al Gobierno un “apoyo mucho más estable” al sector turístico. “Hace falta una política coordinada. El conjunto de las administraciones tenemos que estar plenamente coordinados y en una posición de cooperación. Pero ese liderazgo lo tiene que ejercer el Estado. Para eso tenemos un Estado. El Estado es el que tiene que reunirse con las comunidades autónomas para trazar un plan de promoción, un plan de información, un plan de coordinación con las comunidades europeas, de manera que nuestro producto turístico no quede mermado por muchas de las noticias que están saliendo, que muchas de ellas no son veraces y ni siquiera son contrastadas en los destinos, y so está declinando que muchos ciudadanos quieran venir a España”. Moreno Bonilla ha participado en el curso “Turismo, el impulso de España”, que dirige el presidente del Consejo Social de la UCM, Jesús Nuño de la Rosa.

 

El presidente andaluz señaló que, a su juicio, el Gobierno no ha tenido la sensibilidad suficiente para entender que el “turismo es una de las grandes industrias que tenemos en España y no se ha tratado con el mimo, con la fineza y con la preocupación y sensibilidad que debería, y eso se ha notado con la falta de un plan para el turismo. Esa permanente improvisación que hemos tenido en materia turística la estamos pagando hoy”. Moreno Bonilla recordó que el turismo aporta el 13 por ciento del PIB andaluz. Por ello, considera que hay decisiones, por ejemplo, en el ámbito fiscal como es la reducción del IVA al sector que son una necesidad. Recordó que en Portugal se acaba se bajar al 4%. “Cuando uno quiere competir en un mundo global tiene que estar en los mismo niveles no solo de calidad y servicios, sino también en términos fiscales, y eso desgraciadamente no está ocurriendo”.

 

Andalucía no vuelve a las restricciones

Más allá de la situación del sector turístico, tan castigado por la pandemia –aún así se mostró “optimista” con una pronta recuperación, alentada por la recuperación del turismo británico- el presidente andaluz habló ante los medios de comunicación, a los que atendió antes de iniciar su ponencia, sobre otros temas de actualidad. Por supuesto, la parte fundamental se dedicó a la posibilidad de adoptar en Andalucía medidas restrictivas, como están haciendo otras comunidades, ante el incremento del número de casos de Covid. Moreno Bonilla descartó “ahora” tomar medidas como el toque de queda o el cierre de establecimientos. “No es necesario”, aseguró, argumentando su postura en el alto ritmo de vacunación de su comunidad –“al menos un mes por delante del de otras comunidades”, son un 72% de la población con al menos una dosis inoculada y el 54% con la pauta completa. Según afirmó, el aumento de casos no está conllevando un incremento de la presión hospitalaria, que se mantienen entre un “92 y un 90 por ciento por debajo de los picos soportados en las anteriores olas”. “No veo, por tanto, con las actuales cifras que nosotros manejamos de hospitalizaciones, de UCI y de fallecidos, razón suficiente para cortar de cuajo la movilidad en uno de los momentos de recuperación económica que está viviendo España y Andalucía, en un momento estival vinculado precisamente al turismo”.

 

En materia política, Moreno Bonilla se mostró, “como propios y extraños”, sorprendido por la remodelación del Gobierno realizada por el presidente Sánchez, aunque, a su juicio, el problema “no es de caras, sino de contenido, de proyecto”. Aún con esta remodelación, este gobierno sigue siendo “rehén de sus socios”, enfatizó. Por otro lado, descartó que Sánchez convoque el Debate sobre el Estado de la Nación durante este mes de julio, aunque sí confió, como “nos deslizan desde Moncloa” que sí se lleve a cabo una Conferencia de Presidentes autonómicos antes de que concluya el mes. En ella espera que se aborden importantes temas económicos pendientes, como el reparto de los fondos europeas, “del que las comunidades seguimos sin saber exactamente el qué y el cómo de esos fondos, y donde la cogobernanza está brillando por su ausencia”, concluyó.