DOCENCIA

Luis Fernando Ramos Simón, María Antonia Paz, Fernando Ramos Arenas y Loreto Corredoira

Presentada la Cátedra Jean Monnet Modern Times sobre patrimonio audiovisual europeo

Texto: Jaime Fernández - 5 mar 2021 12:14 CET

El día 25 de febrero se ha presentado la Cátedra Jean Monnet Modern Times, que tendrá una duración inicial de tres años, y que de acuerdo con Loreto Corredoira, profesora de la Facultad de Ciencias de la Información y coordinadora de la Cátedra, se enmarca dentro del proyecto Erasmus +, en su variante de docencia e investigación, así como de difusión y divulgación de temas europeos. El proyecto se plantea, por tanto, dentro de las actividades que llevan a cabo como profesores e investigadores, unidos al máster de Patrimonio Audiovisual de la UCM, que dirige Corredoira, y en el que participan también María Antonia Paz, de su misma Facultad; Luis Fernando Ramos Simón, de la Facultad de Documentación, y Fernando Ramos Arenas, de la Facultad de Geografía e Historia.

 

Aunque la Cátedra se ha presentado el 25 de febrero, con la proyección de la película El Chico en los cines Verdi, empezó realmente a funcionar en el mes de octubre de 2020, con el objetivo de “trabajar un concepto amplio de patrimonio audiovisual, que incluye tanto cine como televisión, radio, fotografía y archivos sonoros, y con la idea de entender cómo se está transformando ese patrimonio en el espacio del mercado único digital de la Unión Europea”.

 

Recuerda Corredoira que en 2015, la Comisión Europea lanzó el Mercado Único Digital, una estrategia común que abarca tanto el marketing digital como el correo electrónico y las telecomunicaciones, y que analiza cómo se distribuye todo ese patrimonio dentro de los estados de la UE y qué servicios se dan. Esa estrategia “coincide con la de la Cátedra Jean Monnet, que implica no sólo conocer la historia y la gestión de los archivos, sino que también interesa cómo ponerlo al servicio de los ciudadanos, facilitando su acceso y su difusión”.

 

De manera general, las Cátedras Jean Monnet se definen como puestos docentes especializados en estudios de la Unión Europea para profesores universitarios y profesores colaboradores. Entre sus objetivos están mejorar la enseñanza de los estudios sobre la UE en su establecimiento mediante un programa adecuado; realizar, controlar y supervisar la investigación sobre temas relacionados con la UE en todos los niveles de educación; formar y asesorar a la próxima generación de profesores e investigadores, y ofrecer orientación especializada a futuros profesionales en asuntos europeos.

 

Reconoce Corredoira que para cumplir esos objetivos, las asignaturas que imparten en el máster se han adaptado y reconvertido un poco, pero “ya se venía trabajando sobre los aspectos históricos de ese patrimonio, con la intención de formar investigadores en esos campos y también en la gestión de los archivos, desde la perspectiva de los derechos de autor y de todo lo que tiene que ver con propiedad intelectual”.

 

Seminarios y mapeo

Informa la coordinadora de la Cátedra que se han ampliado nuevos seminarios, que se imparten en inglés, que ahora con las particularidades de la COVID-19 “han resultado más fáciles de organizar, aunque no es igual hacerlos on line que invitar a los ponentes a que vengan a la Complutense”. La propia Corredoira dirige dos seminarios, el primero de ellos sobre instituciones europeas que se dedican al archivo y la conservación de obras audiovisuales, en el que han participado personas de la Cineteca de Bélgica; el equipo del Parlamento Europeo dedicado al audiovisual; uno de los coordinadores del Festival del Cinema Ritrovato, que “es el festival más importante de cine restaurado o recuperado”…

 

De acuerdo con Corredoira “las charlas de ese seminario están muy conectadas con los intereses de los estudiantes, porque luego pueden plantearse ir a hacer prácticas a algunas de esas instituciones”. Esta oferta ya existía desde hace dos años en el máster y algunos de los alumnos han estado ya en Lisboa, en Bruselas y en Rotterdam, porque “afortunadamente hay muchas instituciones de conservación y de archivo en Europa, por nuestro bagaje cultural impresionante. En el ámbito del cine y la televisión está más organizado, pero también hay muchos archivos en sedes de fundaciones, en museos, en las universidades, que también son interesantes”.

 

Explica la profesora complutense que “siempre se intenta encontrar la convergencia entre la oferta de becas de Erasmus Prácticas que da la Unión Europea a estudiantes, incluidos los de máster y doctorado, porque se suele pensar que el Erasmus de movilidad es sólo para alumnos de grado, pero también incluye a estudiantes de máster, e incluso para el año siguiente de terminar de máster”.

 

El otro seminario, que también dirige Corredoira y que es una oferta de contenidos nueva, creada a partir de la Cátedra Jean Monnet, trata sobre la transformación del cine en el acceso a través de las plataformas de streaming. Estas charlas irán complementadas por un paper, un informe, que hay que hacer de aquí a verano valorando si es verdad que las nuevas plataformas están facilitando el acceso a los contenidos europeos. De momento no hay datos, pero “la idea es que las cosas van bien, porque tanto Netflix como Amazon están coproduciendo muchas películas y series, de tal modo que a veces es incluso hasta abrumador el volumen de estrenos o de desarrollo de contenidos”.

 

Aparte de esas plataformas internacionales se está estudiando alguna específicamente europea, como es el caso de Filmin, la española, que “este año, después de doce en el mercado, ha empezado a ganar dinero”. La idea de estos estudios es la misma, ver cómo el acceso a las obras audiovisuales ofrece una oportunidad al mercado europeo para que se creen nuevos clientes, espectadores y público.

 

Entre las actividades de la Cátedra, hay también una sobre el patrimonio de la televisión como memoria colectiva, que coordina María Antonia Paz, y que cuenta con un canal propio de Youtube, donde se están subiendo entrevistas a gente que ha hecho la televisión los últimos 40 o 50 años. “La idea es que, antes de que desaparezca esa generación, se reúnan archivos grabados de gente que ha vivido la transición del blanco al negro, la transición política en España, las corresponsalías por el mundo… Es una manera de facilitar nuevas visiones de los temas europeos relacionados con la televisión”, aclara Correidora.

 

Fernando Ramos Arenas está haciendo además un mapeo de cómo eran los cines en nuestra sociedad desde dos perspectivas. La primera se ha bautizado como Film Culture in Transiction, que quiere incluir tanto a cines como cineclubs de Madrid, ubicándolos en un mapa geográfico, mientras que la segunda, todavía en preparación, quiere ubicar los lugares donde se estudian materias similares en toda Europa.

 

La presentación y los estudiantes

En el máster hay 24 estudiantes, pero como los seminarios se abren a doctorandos, las actividades pueden reunir a 45, o incluso algo más, como en el acto oficial de presentación de la Cátedra, que incluyó la proyección de El chico en los cines Verdi, rodada por Chaplin, “un cineasta europeo que tiene en nuestro continente gran parte de su patrimonio que está siendo restaurado gracias a un acuerdo de su familia con Bolonia”.

 

Informa Corredoira que la Unión Europea pide que se salga a la calle, a divulgar los proyectos, y “como a la Cátedra se le ha puesto el nombre de Modern Times, nada mejor que inaugurarla con la proyección de una película de Charles Chaplin”. Hay que recordar que “el filme Tiempos modernos es un ejemplo de la transición que mostró su director del cambio del mundo industrial de los años 20 de hace cien años”, de ahí que los responsables de esta Cátedra hayan tomado ese título “como metáfora para decir que estamos en un tiempo nuevo, con dificultades como las que se enfrenta Chaplin en el filme, pero también abierto a muchas posibilidades”.

 

Más allá de seminarios, mapeos y congresos se barajan multitud de ideas, y “en ellas hay alumnos que están muy involucrados, de hecho varios han conseguido becas de colaboración y otros tienen becas de doctorado, porque la idea es que todo esté conectado y que los que tengan intereses en estos temas se queden aquí y puedan seguir desarrollando sus ideas desde el punto de vista de la academia”.

 

Se quiere conectar la Cátedra con “un programa de doctorado, que existe dentro de UNA Europa, que coordina Bolonia, sobre patrimonio cultural, y la idea es poder abrir los seminarios a estudiantes de las universidades de esta red que estén haciendo el doctorado, porque la idea es tener un título intereuropeo específico”.

 

Siguientes actividades

Para finales de abril o principios de mayo se va a hacer un nuevo monográfico sobre las plataformas de streaming instaladas en España, así como de la aplicación de las nuevas leyes europeas que van a ser obligatorias para estas plataformas. Sobre todo, la nueva directiva de servicios audiovisuales, por la que se prevé que el 30% de la programación que ofrezcan tiene que ser de obras europeas. Cree Corredoira que “es una decisión que puede ser muy discutida, pero realmente será muy eficaz, porque llevará a comprar programas españoles y a coproducir con independientes españoles o de cualquier otro país de la Unión Europea, incluso los más pequeños que a veces tienen complicado salir al mercado por su tamaño”.

 

Antes de eso, el miércoles 10 de marzo está invitada a la Cátedra, Clara Sánchez-Dehesa, antigua alumna del máster, que ahora es la responsable del archivo Elías Querejeta en la Escuela de Cine de Euskadi. En su intervención explicará su propia experiencia, así como salidas profesionales internacionales o en España después de cursar este máster. Aclara la coordinadora que “ahora mismo hay mucho más trabajo en la televisión que en el cine, e incluso en instituciones culturales, pero hay que abrir un poco la mente para entrar en el mercado laboral, pensando por ejemplo en el mucho cine doméstico que existe, rodado con cámaras de Super 8, y que puede construir la memoria de una ciudad e incluso de un país”.