CV / POLÍTICA

La vicepresidenta Yolanda Díaz charla con la profesora de teoría política de la Universidad de Westminster Chantal Mouffe

“Rueda de ministros” para abrir la tercera semana de los Cursos de Verano

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 18 jul 2022 16:33 CET

Los Cursos de Verano de la Universidad Complutense han iniciado su tercera semana de actividad con la participación en una misma mañana de cuatro integrantes del Gobierno con una diferencia de apenas dos horas. Primero, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; después las ministras de Igualdad y de Sanidad, Irene Montero y Carolina Darias, y un poco más tarde, la vicepresidenta Yolanda Díaz, fueron llegando a la sede de los Cursos en San Lorenzo de El Escorial para participar en distintas jornadas y, de paso, contestar a las preguntas de los medios de comunicación, que disfrutaron de una “rueda de ministros”, como pocas veces tienen a su alcance.

 

Las ministras y el ministro coincidieron en abrir sus intervenciones elogiando el papel de la Universidad y, en concreto, de los Cursos de Verano de la Complutense, al generar un espacio de debate e intercambio de ideas, que, como afirmó Carolina Darias, pemiten “generar consensos y seguir avanzando en la construcción de la España del futuro”. La vicepresidenta Yolanda Díaz incluso aludió al “trabajo universitario”, caracterizado por el “pensamiento, debate y reflexión”, como su “modus operandi” en el día a día al frente del Ministerio de Trabajo.

 

Ya en las aulas, como no podía ser de otra manera, cada integrante del gobierno de coalición habló sobre la temática propia de cada curso. Grande-Marlaska dedicó sus palabras, en el curso “El futuro inmediato del terrorismo yihaidista” -que por decimosegunda ocasión organiza la Fundación Víctimas del Terrorismo en los Cursos de la UCM, a los esfuerzos que hace su ministerio para luchar contra este terrorismo, que es la mayor amenaza a la que se enfrenta España desde que “hace más de diez años el Estado de Derecho venció a ETA”. El ministro del Interior recordó que los tres últimos españoles víctimas del terrorismo murieron en Bukina Fasso en ataques yihaidistas: los periodistas Roberto Fraile y David Beriain y el salesiano Antonio César Fernández. Por desgracia lo que les sucedió es ejemplo de que la “geopolítica del terror” está en profunda transformación y se ha deslocalizado. La respuesta procedente de los Estados aún se ha complicado más tras el final del autoproclamado califato del DAESH y la salida de Estados Unidos en Agfanistán, en estos dos últimos años. Grande-Marlaska afirmó que en el centro de la política terrorista del Gobierno siempre estarán las víctimas, con quienes siempre “queremos empatizar y acompañar”.

 

Carolina Darias, por su parte, dedicó su intervención en las jornadas organizadas por el Consejo Económico y Social de España (CES) sobre “Retos y perspectivas del Sistema Nacional de Salud”, a repasar las medidas que desde su Ministerio se están adoptando para hacer frente a las debilidades –también mostró sus fortalezas y el “enorme valor de lo público”- que la pandemia demostró que tiene el sistema sanitario español. La ministra se centró, sobre todo, en el proyecto de ley de equidad, universalidad y cohesión del Sistema Nacional de Salud, que según indicó, servirá para “reforzar la gestión directa”, universalizar la cobertura y dar voz a los pacientes. Darias también se refirió al proceso de estabilización del personal sanitario, que en colaboración con las comunidades autónomas, servirá para hacer fijos a 67.000 personas.

 

Irene Montero participó en la primera mesa del curso dirigido por el director del Instituto República y Democracia, Juan Carlos Monedero, que lleva por título “La guerra que lo cambio todo: soberanía energética, geopolítica y nuevos derechos”. Lo hizo acompañada por la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, y por la jefa de Gabinete de su Ministerio, Isa Serra, Las tres, según señaló la ministra, han querido “pensar juntas” sobre cómo el feminismo puede aportar respuestas a algunas de las principales preguntas que nuestra sociedad, y “los ciudadanas y ciudadanas”, se hace a propósito de este contexto de crisis y de “cómo organizar nuestra sociedad y nuestra economía para que todo el mundo pueda tener sus derechos garantizados”. Irene Montero recordó que “el feminismo es uno de los principales activos que Podemos aporta al gobierno de coalición”. Yolanda Díaz debatió poco después, en este mismo curso, con la secretaria de Organización de Podemos, Lilith Vestringe, sobre “la sociedad de la desconfianza: crisis de la democracia y reimpulso de un proyecto ciudadano.

 

Junto a sus aportaciones en el aula, los cuatro integrantes del Gobierno pasaron por la sala de prensa de los Cursos. Allí respondieron a los grandes temas informativos del día: los incendios forestales y la muerte de una persona que trabajaba en la extinción de uno de ellos, en concreto, en el que asola Losacio, en Zamora, las muertes por la ola de calor y la dimisión de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra. Sobre este último asunto, unanimidad: agradecimiento por su labor y los mejores deseos para llevar a buen término su embarazo. En cuanto al fallecimiento del brigadista Daniel Muñoz, ahí, tras mostrar todos ellos sus condolencias y todo el cariño a la familia, amigos y compañeros del fallecido, sí se vieron diferencias de criterio. En concreto, Montero y Díaz se mostraron críticas con lo sucedido y recordaron que en el acuerdo de gobierno ya figuraba la mejora de las condiciones de los servicios públicos, -“de cuidar a quienes nos cuidan”, en palabras de la ministra de Igualdad- y desbloquear la negociación tanto de la Ley Marco de coordinación de los servicios prevención de incendios y salvamento, como del Estatuto de bomberos y forestales. El ministro del Interior respondió a sus compañeras de gabinete que el “gobierno de Pedro Sánchez, y por indicación del propio presidente”, desde junio de 2018 está trabajando en el impulso del sistema de protección civil de una forma decidida. “El trabajo es decidido, importante y, no solo, de última hora”, cerró Grande-Marlaska.

 

La vicepresidenta y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, también se refirió al empleado de limpieza fallecido hace dos días en Madrid por un golpe de calor y anunció que la Inspección de Trabajo ya está trabajando en esclarecer las causas del deceso, y que, de hecho, este año por vez primera la Inspección había incluido entre sus tareas vigilar las condiciones en las que se trabaja en las empresas de limpieza y residuos urbanos.  Por su parte, preguntada por si el gobierno hace todo lo posible para evitar fallecimientos durante las olas de calor, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, explicó que los datos de fallecidos que están dando los medios, son solo proyecciones estadísticas que hace el MoMo (Sistema de monitorización de la mortalidad diaria), y no datos confirmados de defunciones por este motivo. Por último, señaló que desde hace ya varios años el Ministerio de Sanidad tiene en vigor un protocolo contra las altas temperaturas, que se pone en marcha cada mes de mayo. Pocos temas, como se puede comprobar, quedan sin tratar en los Cursos de Verano.