CV / SALUD

Enrique Ruiz Escudero, durante su intervención

Ruiz Escudero descarta nuevas medidas en Madrid y anuncia la vacunación de los mayores de 16 años

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Alfredo Matilla - 9 jul 2021 12:30 CET

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha descartado la adopción de nuevas medidas “que afecten a las vidas de los ciudadanos”, pese al aumento de los casos de Covid en la Comunidad, cuya incidencia acumulada se ha situado por encima de los 400 casos. Ruiz Escudero justifica esa decisión en la valoración que se hace desde la Comunidad –“como siempre hemos hecho”- del detalle del dato. Según aseguró, los contagios –“menos que en otras comunidades que están en un IA de 1.000 casos”- se están concentrando en la franja de edad que va desde los 15 a los 29 años y no están suponiendo un incremento de la presión asistencial hospitalaria.  La próxima semana, según anunció, se comenzará a vacunar a los mayores de 16 años.

 

Ruiz Escudero repasó en su intervención en el curso “Epidemias, zoonosis  y pandemias. Una visión holística One Health”-que han dirigido esta semana los catedráticos de la Facultad de Veterinaria Lucas Domínguez y José Manuel Sánchez-Vizcaíno- las estrategias seguidas la Comunidad de Madrid en la gestión de la pandemia y ha defendido que estas siempre se han basado en criterios técnicos, dejando de lado los posicionamientos políticos. El consejero ha explicado que las estrategias han tenido que ir adaptándose a los distintos momentos de la pandemia, pero, sobre todo, al conocimiento técnico que se ha ido acumulando. Como ejemplo, señaló que los tratamientos que se dan en la actualidad a los pacientes hospitalizados no tienen absolutamente nada que ver con los que se dispensaban en marzo y abril del pasado año.

 

El Zendal, principal acierto

En su exposición, el consejero fue señalando los principales aciertos que, a su juicio, la Comunidad ha tenido en la gestión de la pandemia. A la cabeza de ellos situó la construcción del Hospital Enfermera Isabel Zendal, que ha permitido derivar desde hospitales de la red pública a miles de enfermos de Covid –más de 6.200 desde su apertura- y ellos poder continuar con su actividad no Covid. Su UCRI –Unidad de Cuidados Respitarios Intermedios-, que es “posiblemente la más grande de Europa”, se ha convertido “en un referente internacional”, señaló.

 

También destacó, por el antes y después que significó en el diagnóstico temprano de la enfermedad, la realización de test de antígenos, pese al retraso del Gobierno central en permitirlos y los condicionamientos que puso a su uso. De hecho, Ruiz Escudero continúa lamentando que en las Farmacias solo se puedan hacer test a personas derivadas por la sanidad pública y no a cualquier ciudadano. “La prueba de que es algo que los ciudadanos demandan es que en la autocita para prueba diagnóstica que hemos abierto en la Plaza Castilla ya ha sido utilizada por más de 27.000 personas”, aseguró.

 

Otro acierto, a juicio del consejero, fue el acuerdo alcanzado con el Canal de Isabel II para la detección en las aguas residuales de restos de coronavirus. Estos análisis están permitiendo, según explicó Ruiz Escudero, tener información para poder anticipar la incidencia del virus por zonas y poder tener preparada la respuesta asistencial y también poder en base a esa información programando atención hospitalaria no vinculada al Covid que se había ido retrasando. Y es que una de las grandes enseñanzas de esta pandemia en cuanto a gestión se refiere, es la necesidad de tener datos fiables y precisos. De acuerdo con el consejero, la Comunidad ha hecho un gran esfuerzo para contar con esos datos y lo va a continuar haciendo para mejorar aún más su calidad, a través de un proceso de digitalización de la sanidad madrileña, que se ha tenido que llevar a cabo de manera apresurada, pero en el que tenemos que “profundizar”.

 

Precisamente ha sido la disposición de esos datos lo que ha permitido a la Comunidad no tomar medidas de manera global en todo su territorio, sino circunscribirse a las denominadas Zonas Básicas de Salud. “No pueden tomarse las mismas medidas en Rascafría que en la zona centro de la capital”. Explicó que desde la Comunidad siempre se ha tratado de afectar lo menos posible la vida de las personas, confiando en la responsabilidad personal de cada una, y de los negocios y comercios, tratando, en lugar de cerrarlos, de convertirlos en zonas seguras que permitieran la continuidad de su actividad.

 

Reconocimiento a la “descomunal” labor de los profesionales

Ruiz Escudero no ha querido olvidar hacer un reconocimiento público a la labor “descomunal” de los profesionales de la salud en este último año y medio, aunque lamentó que, como ocurre no solo en el resto de España sino en toda Europa, haya un gran déficit de enfermeras en el sistema sanitario. Valoró la disponibilidad que han mostrado médicos y técnicos que, más allá de sus especialidades, se ha puesto a disposición de sus hospitales para incorporarse donde fueran más necesarios. También ha resaltado la labor de los investigadores a nivel mundial, que han sido capaces en apenas un año de poner a disposición de la población las vacunas. En ese sentido, destacó la importancia que tiene la inversión en ciencia.

 

Lo peor, la comunicación

En el lado más negativo de la gestión de la pandemia, el consejero situó la comunicación que se hecho de la información a la población. Ruiz Escudero considera que en no pocas ocasiones esta no ha sido la adecuada y se ha centrado en aspectos poco significativos e incluso erróneos. En ese sentido, cree que el grado de “experto” se concede con mucha facilidad a personas que realmente no lo son, al menos en este campo, “en el que todos hemos ido aprendiendo poco a poco. Por ello habría que ser más críticos con la información que se va a dar a la sociedad”, señaló. En el caso de la Comunidad de Madrid cree que ha sido un acierto poner al frente de la comunicación a dos personas con un bagaje médico tan relevante como los doctores Antonio Zapatero y Elena Andrada, quienes cada viernes ofrecen una rueda de prensa informando de las medidas que se van a adoptar y, “lo más importante”, explicando en qué datos y criterios técnicos se basan.

 

Vacunación de los jóvenes

Ruiz Escudero concluyó su intervención, mostrándose optimista sobre la evolución de la pandemia, pese al repunte de casos de los últimos días, vinculando esta al proceso de vacunación de la población. Informó de que en la actualidad se están inoculando alrededor de 100.000 dosis diarias, cifra más que razonable y que incluso puede incrementarse en las próximas semanas. La intención es completar la pauta completa en las franjas de edad ya vacunadas –el 50 por ciento de la población diana ya tiene la pauta completa- y llegar cuanto antes a la población más joven. En este sentido informó de que desde hoy está abierto el sistema de autocita a los mayores de 25 años y “a partir de la semana que viene se abra a los mayores de 16”.