CURSOS DE VERANO

El rector Goyache, con los chicos y chicas de AFADIS-UCM

Siete trabajadores de AFADIS-UCM refuerzan el equipo de los Cursos de Verano 2021

Texto: Ángel Aranda, Fotografía: Jesús de Miguel - 22 jul 2021 17:39 CET

La presente edición de los Cursos de Verano cuenta, entre el personal desplazado a San Lorenzo de El Escorial para las labores de coordinación y atención a ponentes y alumnos, con el apoyo de 7 trabajadores y dos formadores, miembros de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Discapacidad de la UCM (AFADIS-UCM), como parte de la colaboración que se mantiene desde hace más de una década entre esta entidad y la Fundación Complutense. “Esta es una iniciativa que se tiene que repetir; es la verdadera inclusión porque es lo que funciona”, explica Lola Méndez Luque, trabajadora social de AFADIS-UCM desde 2019. 

 

Según señala Méndez Luque, las personas de AFADIS-UCM que trabajan en los Cursos de Verano durante las cuatro semanas de la XXIV edición, se han compenetrado con el resto del equipo desplazado a San Lorenzo de El Escorial, hasta el punto de que “sienten que pueden hacer todo lo que está a su alcance, en un ámbito normalizado, en un espacio que es para todos, se sienten parte de ese espacio”, comenta la trabajadora social.

 

En este sentido, Lola Méndez indica que estos jóvenes con discapacidad intelectual, “quizás la menos entendida y la de menor presencia en el ámbito universitario”, están recibiendo un gran apoyo por parte del resto de los trabajadores de los Cursos, algo que contribuye en gran medida a una buena integración. “Eso es lo importante –subraya Méndez Luque- que el trabajo lo están normalizando y que para ellos es un aprendizaje, pero para el resto de los trabajadores, también”.

 

AFADIS-UCM es una entidad reconocida por la Comunidad de Madrid como centro especial de empleo, cuyo principal objetivo es la integración laboral de las personas con discapacidad a través de la prestación de servicios a empresas y entidades. No obstante, “actualmente nosotros solo ofrecemos servicios dentro de la propia universidad, al tratarse de una asociación creada por familiares de personas con discapacidad y que tienen alguna relación con la Universidad Complutense”, explica Méndez Luque.

 

En cuanto al futuro más inmediato, la trabajadora social apunta la renovación del convenio de colaboración entre la asociación y la Fundación Complutense, para la contratación de parte de su personal disponible en algunas de las diversas actividades que la Fundación desarrolla a lo largo de todo el año, como las Escuelas Complutenses o la celebración de congresos, entre otras muchas.  

 

Además, “también queremos crear nuestros propios servicios, como la atención a mayores de la universidad”, señala Méndez Luque, porque es un colectivo al que se puede prestar un buen servicio en cuestiones como la ayuda a domicilio.