CURSOS DE VERANO

Ágatha Ruiz de la Prada

Ágatha Ruiz de la Prada celebra el 40 aniversario de su primer desfile

Texto: Ángel Aranda, Fotografía: Alfredo Matilla - 7 jul 2021 11:11 CET

Se cumplen ahora 40 años del primer desfile de moda que la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada organizó en la capital de España, coincidiendo con el auge de uno de los movimientos culturales de mayor repercusión en nuestro país durante el último medio siglo: la Movida madrileña. La empresaria ha compartido el recuerdo de aquellos años con alumnos y ponentes de los Cursos de Verano, abriendo así el capítulo de las actividades culturales. “Mi primer desfile fue en un sitio que se llamaba Local, que era el lugar más divertido de la Movida. Tuve la suerte, con 20 años, de entrar en un momento en el que la moda estaba en pleno cambio”, rememora.

 

Ruiz de la Prada llegó al mundo del diseño desde el dibujo y la pintura, dos de sus más destacadas aficiones, aunque con cierto desconocimiento tanto de la industria como de la realidad de la vida en general, como corresponde a los primeros años de juventud. “Yo venía de una de esas familias en que había poquísima costumbre de trabajar. Era mala estudiante, llego a Madrid y entro de pleno en la Movida madrileña; entonces digo: esto de trabajar es lo más divertido del mundo”, explica.

 

Después de cuatro décadas de diseño, no solo de moda sino también de toda clase de artículos industriales, Ágatha Ruiz de la Prada reconoce que este campo “ha cambiado muchísimo, y que para dedicarse al diseño lo más importante es poseer “una sensibilidad”, porque “eso te hace tener tu propio estilo”. Además, la también aristócrata apunta otros factores indispensables para abrirse camino en esta vía profesional, como saber producir, vender y comunicar el resultado del trabajo.

 

En cuanto a la situación actual de la industria, la empresaria señala que la moda se ha “democratizado”, porque antes “sólo podía acceder a ella la gente que tenía mucho dinero”.  No obstante Ruiz de la Prada sostiene que a su juicio la moda está “anticuadísima” en cuanto a la producción, porque la industria se basa todavía en los telares “como hace mil años”. Para la empresaria, “La moda sigue siendo una señora cosiendo en su casa”, y señala que en su propio estudio se sigue cosiendo a mano.  

 

Por otra parte, la moda, como cualquier otra actividad profesional, se ha visto muy afectada por la pandemia provocada por la COVID-19, tanto en el terreno económico como en la producción en general, por lo que la diseñadora augura muchos cambios en este terreno de cara al futuro. “Yo me he reconvertido, hablo por internet, me paso la vida en la tele porque tengo que pagar 30 sueldos. Es muy importante tener una publicidad; aparte del dinero, hay que estar presente, ha sido una manera de trabajar muy diferente”, comenta la empresaria.

 

En este sentido, la diseñadora señala que, aunque nadie sabe cómo va a ser en realidad el mundo de la moda dentro de unos años, “es importante en la vida la capacidad de reinventarse, de no venirte abajo”. A pesar de la incertidumbre, Ruiz de la Prada asegura que “la moda vuelve siempre, y que a ella le gustaría que el paso siguiente “tuviera que ver con la ecología”.