ÁGORA

Daniel Sánchez Mata

Daniel Sánchez Mata, nuevo director del Real Colegio Complutense en Harvard

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 12 abr 2021 13:44 CET

Daniel Sánchez Mata, catedrático de Botánica del Departamento de Farmacología, Farmacognosia y Botánica de la Facultad de Farmacia, ha sido nombrado director del Real Colegio Complutense en Harvard (RCCH). El nombramiento, que tiene efecto desde el 1 de marzo, es para los próximos 5 años y ha sido aprobado por el Consejo Académico del RCCH, que presiden los rectores de la Universidad Complutense y de Harvard University, en la actualidad Joaquín Goyache y Lawrence S. Bacow, respectivamente. Sucede en el cargo al profesor de la Facultad de Derecho José Manuel Martínez Sierra, quien lo ocupaba desde 2012.

Sánchez Mata es investigador asociado de la Universidad de Harvard desde 2018, en la que ha pasado varios periodos investigando sobre sus colecciones de historia natural. Su conocimiento del mundo universitario estadounidense se remonta, no obstante, a 1996, cuando gracias al Programa Del Amo realizó una estancia en la Universidad de California (campus de Berkeley y Davis). Precisamente fue el objeto de aquella estancia, la investigación de la vegetación ultramáfica -"suelos muy específicos que contienen metales pesados, que son tóxicos para la mayor parte de las plantas, pero hay plantas que se adaptan y sobreviven en ellos", explica- la que le condujo hasta la Universidad de Harvard años después, ya que entre sus fondos de colecciones de historia natural están las más importantes relacionadas con este tipo de vegetación.

 

El profesor Sánchez-Mata asume la dirección del Real Colegio Complutense en Harvard -creado en 1991 por iniciativa, como él recuerda, del rector Gustavo Villapalos y del rey Juan Carlos I- con la intención de hacerlo más visible y conocido en la Complutense. "Es curioso que en el mundo de la información haya tanta desinformación y lugares tan importantes como nuestro colegio en Harvard sea muy poco conocido en nuestra comunidad", señala.

 

- ¿Qué deben saber los complutenses del Real Colegio Complutense en Harvard?

- Lo primero, que la Complutense es una universidad privilegiada: Harvard solo tiene este convenio tan específico con una universidad de todo el mundo, la Complutense. Pero si nos vamos a la costa Este americana, el programa que tiene con la Universidad de California, el Del Amo, también es exclusivo. Es decir, tenemos una universidad que cuando se lo cuentas a los colegas se sorprenden:¿ qué tenéis programas con Berkeley y con Harvard, que están entre las mejores del mundo cada año?... El convenio con Harvard tiene la particularidad además de que incluye una sede física allí, lo que no hay en California. El Real Colegio es un edificio que la Complutense en su día compró junto al campus. No es un dormitorio de estudiantes, no es un colegio mayor, sino que es un centro de actividades. Tiene un auditorio, salones de reuniones, un aula, una pequeña biblioteca. Es un centro de acogida de intercambio tanto de estudiantes como de profesores e investigadores. Las posibilidades son enormes. Basta con consultar la página web (https://rcc.harvard.edu/) y ver los programas para graduados, para doctorados, para estancias posdoctorales, para investigadores... Mucho es desconocido. Hay estancias financiadas por la propia institución y con el apoyo de Harvard. El único requisito es que tienes que tener una contraparte allí, un profesor o alguien que te acepte ir allí a trabajar con él. El Real Colegio hace como de sponsor y financiador si te aceptan. Hay convocatorias anuales de todo. Hay pequeñas estancias no financiadas; me voy 15 días bajo el umbral de colegio para tener una reunión e iniciar un proyecto, por ejemplo, y luego estancias de un mes y programas postdoctorales.

 

- Los programas postdoctorales podemos decir que son la joya de la corona, ¿no?

- El programa que desde luego es único es, como señalas, el programa de estancias posdoctorales para quienes acaban la tesis doctoral. Es el programa 2 + 2. Están en Harvard dos años de postdoctoral con alguna memoria con algún profesor de allí y luego la UCM garantiza dos años de contrato aquí. Son 4 años de posdoctoral que permiten al candidato inmediatamente acreditarse porque garantiza docencia. Este programa en la actualidad está también extendido a otras universidades porque hace unos años la Complutense abrió la posibilidad de que algunas universidades pudiesen ser partícipes de estos programas. Se afiliaron en concreto cuatro universidades: Alcalá de Henares, Politécnica de Madrid, Sevilla y Valencia. Ahora hay 6 becarios posdoctorales, uno de Sevilla, uno de Valencia, uno de Alcalá y tres Complutenses.

 

- ¿En qué áreas de conocimiento se suelen desarrollar esas estancias?

- Lo curioso de Harvard es que todos tenemos en la mente que Harvard son humanidades, sociología, política y derecho. Pues no, están todas las áreas del conocimiento y, sobre todo, las ciencias de la salud. Es impresionante porque tienen todos los hospitales de la zona afiliados. Para nuestros estudiantes de Medicina, de hecho, hay un programa específico para realizar allí en Harvard y en sus hospitales afiliados un periodo de formación. Pero lo importante es que prácticamente desde cualquier campo de conocimiento se puede acceder a estos programas.

 

- ¿Con qué ideas llega al cargo?

- Quiero mantener la misma línea que mi predecesor, el profesor Martínez Sierra, quien ha realizado un excelente trabajo, y, en la medida que se pueda, ir ampliando a más opciones, más convenios. El Consejo Académico que regula todas las actividades del Real Colegio está presidido por el rector de la UCM y por el rector de Harvard, con la participación de los vicerrectores de Relaciones Internacionales de ambas universidades y un reducido número de expertos académicos. Se reúne dos veces al año, normalmente en junio y diciembre, y despacha todos los asuntos pendientes, da el visto bueno a las becas y trata sobre la actividad del colegio. Mi idea es mantener todo lo que ya hay e intentar profundizar y ampliar lo que se pueda. Pero lo primero es recalcar la oportunidad que es para los posdoctorados el programa 2 + 2. Lo que me animó a aceptar el cargo fue la posibilidad de ayudar a las generaciones siguientes. Venir a Harvard posiblemente garantiza el éxito en la carrera de esos estudiantes. El Colegio sirve de enganche para que eso ocurra. Pero tampoco hay que olvidar al resto de programas y convocatorias que se ponen en marcha, que hacen que a lo largo de un curso normal pasen por allí varios cientos de visitantes vinculados a la UCM o las otras 4 universidades colaboradoras.

 

- ¿Existe la posibilidad de que el RCCH se abra a más universidades españolas?

- Se abrió a otras universidades entre otras cosas para compartir gastos. En 2015 entraron 4 universidades y luego se paró. A mí me choca que no haya universidades catalanas, del norte de España o insulares... Yo soy un convencido de las sinergias y creo que sería interesante explorar esta vía.

 

- ¿Cuándo se incorporará al Colegio?

- En cuanto estén solucionados todos los trámites del visado. Espero que en unas pocas semanas. Lo bueno es que estoy pudiendo hacer una suave transición de mi docencia, del grupo de investigación, de las tesis que estoy dirigiendo... La tecnología me permitirá un contacto continuo, pero claro no es lo mismo.