CV / SOCIALES

Teodoro López Calderón, Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD)

El JEMAD señala los tres grandes retos geoestratégicos de Europa

Texto: Jaime Fernández - 9 jul 2021 13:12 CET

Teodoro López Calderón, Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), ha clausurado el curso “Tendencias geopolíticas. ¿Hacia dónde va Europa?” con una breve charla en la que ha expuesto los que considera los tres aspectos fundamentales en el futuro de la Unión Europea: el Sahel, las relaciones con la Federación Rusa y el papel que tiene que cumplir en la competición entre Estados Unidos y China.

 

Con respecto al Sahel, Teodoro López Calderón ha recordado las palabras de Josep Borrell, Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, quien considera que “la seguridad del continente no comienza en el Mediterráneo, sino 4.700 kilómetros más al sur”. Para el JEMAD, en esa zona hay grandes desafíos como el terrorismo transnacional, la mala gobernanza, el crecimiento demográfico, el cambio climático… que “suponen una amenaza real para nuestra seguridad”.

 

Toda esa realidad obliga a proporcionar respuestas basadas en un enfoque integral a corto y largo plazo, “coordinada para generar un entorno seguro y estable, al tiempo que proporciona un futuro a una población muy joven, sin expectativas de futuro, para aminorar el impacto de la inmigración irregular”.

 

En cuanto a Rusia, considera el JEMAD que actúa como una gran potencia y sólo considera negociar con otras grandes potencias como la Unión Europea. La Federación Rusa ha considerado la ampliación de la OTAN como una línea roja estratégica y desde la crisis de Crimea de 2014 se ha producido un importante deterioro de las relaciones con Moscú.

 

Confiesa López Calderón que desde Europa no se cree que sea posible una invasión armada por parte de Rusia hacia ningún país, pero “sí es importante su desarrollo de aspectos militares en el entorno cibernético y el cognitivo”. Opina el JEMAD que para negociar con Rusia hará falta mucha “disuasión y diálogo”.

 

En lo que respecta a la competición entre Estados Unidos y China, Europa debe avanzar en su autonomía estratégica. Es lógico que la UE quiera expandir su relación comercial con China y mantener la que tiene con Estados Unidos, pero también, como quedó claro en la última cumbre de la OTAN, es fundamental “dedicar más recursos a los desafíos de seguridad que impone China”.

 

Cree el JEMAD que Europa debe defender sus intereses, pero los estados europeos por separado no tienen capacidad para hacerlo, “sólo una UE fuerte y cohesionada puede afrontar ese reto estratégico con una posición propia, y para ello sería fundamental reforzar relaciones con países como Japón, Corea del Sur, Australia e India”.

 

Por su parte, Dámaso López, vicerrector de Relaciones Internacionales y Cooperación de la UCM, se congratuló por la celebración de este curso, que trata “un tema tan apasionante como son los asuntos que nos deben importar a todos por igual, como son las formas de aliviar las tensiones para el futuro de Europa”. Tanto el vicerrector como el JEMAD desean que de este curso hayan salido ideas para el futuro.