CV / SOCIALES

Manuel Muñoz López, director de la Cátedra UCM Grupo 5 Contra el Estigma y director de la jornada "El estigma en tiempos de pandemia"

La Cátedra UCM Grupo 5 Contra el Estigma hace balance de sus dos primeros años de trabajo

Texto: Jaime Fernández, Fotografía: Alfredo Matilla - 5 jul 2021 17:37 CET

En la jornada “El estigma en tiempos de pandemia” estaba previsto que se presentase la encuesta nacional sobre el tema, pero como confesó Manuel Muñoz López, director de la Cátedra UCM Grupo 5 Contra el Estigma y director de este curso en El Escorial, “no se ha podido realizar debido a la pandemia”. Eso sí, el trabajo ya se está retomando, centrándose en tres colectivos: las personas con problemas de salud mental, personas en situación sin hogar y personas con discapacidad. Explica Muñoz López que hasta ahora se han revisado las encuestas previas y el estudio cualitativo, y se quiere pasar al trabajo de campo en el mes de octubre, para tener los resultados a final de año y empezar a difundirlos.

 

Frente a la imposibilidad, por tanto, de presentar los resultados de un informe todavía no realizado, Muñoz López hizo un balance de los dos primeros años de la Cátedra UCM, cuyos resultados se pueden consultar en su página web, creada “para difundir el trabajo, y donde se quiere que todo lo que se hace esté en abierto y gratuito”.

 

El convenio de creación de la Cátedra se firmó el 20 de septiembre de 2019, así que pronto se cruzó en su camino la pandemia, lo que no quiere decir que los integrantes del grupo, “un equipo cargado de ilusión”, se haya quedado cruzado de brazos.

 

La primera de sus actividades, en enero de 2020, fue la Jornada “Arte contra el estigma, una sesión abierta que permitió mostrar, a la comunidad universitaria, que se puede luchar contra el estigma desde el arte. Aquella fue una sesión presencial, al igual que fue la exposición sobre el estigma de los enfermos de VIH, en noviembre de 2020.

 

Entre medias dio tiempo a convocar un premio sobre el tema del estigma, al que se presentaron más de veinte trabajos, de facultades como Psicología, Ciencias de la Información, Bellas Artes, Matemáticas… Muñoz López, ante la afluencia de ensayos, opina que “ya había mucho más trabajo del que suponían los psicólogos y psiquiatras, aunque es cierto que se echaron en falta trabajos de Medicina, Psiquiatría o Enfermería”. Informa el director de la Cátedra UCM que ya se ha hecho pública una segunda convocatoria, para fomentar que haya más trabajos sobre el estigma y “que se haga transversal en todas las facultades”.

 

Aparte de eso se han llegado a alianzas, tanto dentro como fuera de la UCM. En nuestra universidad ha sido con servicios como la Oficina para la Inclusión de Personas con Diversidad, el PsiCall, la Clínica de Psicología… Y fuera, con universidades de Estados Unidos y, en breve, se firmará un convenio con la Universidad de Valencia. La idea final de todas esas alianzas, según Muñoz López, es “crear un foro técnico contra el estigma, un espacio con diferentes países y universidades para abordar los problemas, que muchas veces son comunes”.

 

Entre los muchos materiales que se han generado en estos dos años, “uno de los más importantes es la Guía de Buenas Prácticas Contra el Estigma, porque dota a todos los profesionales de herramientas para evaluar y para diseñar los métodos más efectivos. Y aunque es cierto que está centrada en la salud mental, es fácilmente generalizable a otros ámbitos”.

 

De las actividades realizadas, la más numerosa ha sido un webinar “que contó con más de 700 asistentes latinoamericanos, donde participaron todas las figuras de referencia”. Informa el director de la Cátedra UCM, que a raíz de aquello “la OMS ha pedido que organicen un curso contra el estigma para incluirlo en su campus virtual”. Primero se hará un curso presencial y luego pasará a ser un curso en abierto de autoaprendizaje y que puede suponer un enorme espaldarazo a la Cátedra, ya que “ese campus tiene dos millones de seguidores, así que en pocos meses podrá llegar a miles de personas en todo el mundo”.

 

COVID-19

En este tiempo se han hecho algunas investigaciones, fundamentalmente centradas en el impacto psicológico que tiene la pandemia en las personas. De acuerdo con los estudios publicados, el virus ha generado un miedo al contagio, a la muerte, al confinamiento, así como una constatación de la falta de recompensas económicas y sociales, del  menor contacto social, de la saturación de los sistemas de salud y sociales, y de una crisis económica. Todo eso, según el director de la Cátedra, ha afectado a todos los determinantes de salud mental y se puede decir que el efecto de la COVID ha sido negativo en la salud mental.

 

La Cátedra UCM organizó un estudio con una encuesta on line, en cuatro oleadas, donde se han recogido datos a lo largo de doce meses, desde marzo de 2020 a marzo de 2021. Este trabajo ha generado una serie de publicaciones, entre ellas la que fue la segunda del mundo sobre la COVID en el campo del estigma. Además, se han comparado los datos de España con los de Rusia, usando el mismo instrumento, y “eso fue un gran mérito para un equipo que estaba en su casa, teletrabajando, y que no había trabajado nunca junto”.

 

Los datos de ese estudio indican que “la pandemia va a afectar al 100% de la población en su salud mental, de alguna manera u otra”. El estudio apunta, entre otras cosas, a un aumento en los efectos neuropsicológicos y trastornos mentales en la población general, a la existencia de duelos complicados al menos en 300.000 personas en nuestro país, se ha visto un aumento del estigma hacia los profesionales de la salud y hacia las personas con discapacidad y/ o trastornos mentales, y ha habido un aumento dramático de ingresados en servicios de psiquiatría infantil.

 

A pesar de la situación, opina Muñoz López que esto puede ser una oportunidad única “para afrontar la necesidad de crear un sistema de salud mental con criterios psicológicos, fundamental para reducir el estigma”.

 

De momento, la Cátedra UCM sigue trabajando en esa línea, y para el mes de octubre ya tiene organizada una jornada sobre los medios y el estigma