LIBROS

Mohammad Reza Qasemi, Concepción García y Eugenio Luján

La Facultad de Filología crea una Biblioteca Básica del Español en la Universidad de Kabul

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 6 may 2021 11:17 CET

La Facultad de Filología de la Universidad Complutense está ayudando a la Universidad de Kabul a crear una Biblioteca Básica del Español, que permita al cada vez mayor número de estudiantes -más de 120 en la actualidad- que quieren aprender allí español a hacerlo en óptimas condiciones. Este 5 de mayo la Facultad ha hecho entrega a la Embajada de Afganistán en España de un primer lote de libros, de alrededor de 1.000 obras, donadas por la Biblioteca de la Facultad, por profesores de la misma y del Centro Complutense de Enseñanza del Español, así como por varias editoriales.

 

Según explica el decano de la Facultad de Filología, Eugenio Luján, el origen del proyecto se sitúa en 2019, cuando tres profesores de español que participaban en un congreso en Madrid, Mohammad Kabir Nezami, Sayed Arif Afif y Zabihullah Asadi, le solicitaron una entrevista. En ella le expusieron las dificultades del Departamento de Español de la Universidad de Kabul, la más antigua -fundada en 1932- e importante de Afganistán, con 21 facultades en las que se estudian más de 100 campos de conocimiento. Según le explicaron los profesores, la situación del país les impide contar con una buena biblioteca, a pesar de que el número de estudiantes interesados en aprender español no deja de aumentar. El decano en esa misma reunión se comprometió a hacer las gestiones necesarias para poder ayudarles a obtener donaciones de libros, que pudieran ser enviadas a Afganistán.

 

La pandemia ralentizó el proyecto, pero en enero de este mismo año, en coordinación con el Vicedecanato de Biblioteca, Cultura y Relaciones Institucionales y la Biblioteca de la Facultad de Filología, se consiguió acelerar el proyecto hasta llegar a reunir este primer lote de alrededor de 1000 libros, que la Embajada enviará a Afganistán este mismo viernes 7 de mayo, y llegará a su destino el próximo día 10. Como informó el vicedecano José Manuel Lucía Megías, el proyecto fue muy bien acogido en diversos departamentos de la Facultad e instituciones complutenses, como el Centro Complutense para la Enseñanza del Español, así como entre editoriales privadas. Además de la Biblioteca de la Facultad de Filología, que ha hecho una importante donación de ejemplares duplicados, el vicedecano dejó constancia pública de los donantes que han hecho posible este importante aporte. Las editoriales donantes son:  Ediciones Cátedra (Grupo Anaya), Editorial Sial-Pigmalión, Editorial Visor Libros, Fondo de Cultura Económica,  Fundación Ortega y Gasset-Gregorio Marañón. Los profesores y PAS que han cedido obras propias han sido ­Rosana Acquaroni (Centro Complutense para la enseñanza del español, CCEE), Emilio Blanco Gómez (Facultad de Filología), Carmen Carballo, Miguel Ángel Galindo (CCEE), Aarón Garrido Ruiz de los Paños (CCEE), Mercedes Gil Martínez (Middlebury College), José Manuel Lucía Megías (Facultad de Filología) e Isabel Sastre Pintado (CCEE).

 

Además de esta primera entrega, según informó el vicedecano, se está preparando una segunda con donaciones de profesores y editoriales, pero también con la compra de manuales para la enseñanza del español con fondos del Vicerrectorado de Relaciones Internacionales y Cooperación y de la Facultad de Filología.

 

El decano Eugenio Luján destacó la importancia de este tipo de esfuerzos por parte de la Facultad de Filología y de la Universidad Complutense para poder difundir la lengua y la literatura en español en el mundo, y cómo la educación y la cultura son uno de los pilares en los que se basa el desarrollo de nuestras sociedades. También expresó su deseo de que este sea el primero de otros tantos programas de cooperación y desarrollo en que se puedan seguir formando a los profesores de español de la Universidad de Kabul y que sea posible el intercambio de alumnos y profesores, para así reforzar estos lazos de cooperación.

  

Por su parte, José Manuel Lucía Megías se refirió a la “nueva vida” que se le va a dar a este conjunto de libros de muy diversa procedencia: “libros que fueron de formación y estudio de los que ahora son profesores de la Facultad, libros que se habían quedado relegados a un rincón de la estantería, libros todavía con sus precintos y sus envoltorios que nunca antes habían sido leídos ni habían salido de los almacenes de las editoriales, libros que, por un tiempo, ocuparon las estanterías de la Biblioteca de la Facultad…. Todos estos libros, cada uno con su historia, con su propio bagaje, ahora van a tener un mismo destino: ser el comienzo de un aprendizaje a miles de kilómetros, ser la piedra esencial para construir el hispanismo afgano de los próximos años. Si todo libro en sí es ya un viaje, el viaje que ahora van a comenzar estos 1.000 libros es realmente apasionante, lleno de posibilidades que dará sus frutos en los próximos años. Eso es el desarrollo. Esa es la cooperación. Ese es el gran poder de la cultura y de la educación como desarrollo de las comunidades. Es muy emocionante pensar que un pedazo de la Universidad Complutense de Madrid será una de las piedras angulares, creadores del hispanismo afgano, que la Biblioteca Básica del Español que allí se va a crear es una pedacito de nuestra Universidad”, concluyó el vicedecano.

 

Mohammad Reza Qasemi, segundo secretario para Asuntos Financieros y Culturales de la Embajada de Afganistán en España, -el embajador no pudo acudir al acto al encontrarse de viaje- agradeció a la Universidad Complutense el apoyo que está ofreciendo a la Universidad de Kabul, al decano de la Facultad que hubiera acogido con entusiasmo el proyecto y a todos los que lo han hecho posible, desde el personal de biblioteca y los donantes, que “este sueño, este primer sueño”, haya podido ver ahora su culminación.  La Biblioteca Básica del Español, según indicó, va a ser un motor para el desarrollo de los estudios de español en la Universidad de Kabul, y la primera de las colaboraciones institucionales entre la Universidad de Kabul y la Universidad Complutense de Madrid, pues desde la Embajada se van a intensificar los esfuerzos para conseguir que los docentes de español en Kabul puedan ampliar sus estudios de postgrado en la UCM, así como propiciar el intercambio de estudiantes, entre otros tantos posibles proyectos de colaboración.

   

En el acto de entrega también intervinieron María Luisa Ramos Rollán, asesora en cooperación y desarrollo de la UCM; Emilio Fernández González, director de la Biblioteca de Filología; Basilio Rodríguez Cañada, presidente de la editorial Sial Pigmalión, una de las editoriales donantes, nacida hace 26 años en el campus de la UCM, en el Colegio Mayor Nuestra Señora de África, y la vicerrectora de Empleabilidad y Emprendimiento de la UCM, Concepción García Gómez. La vicerrectora subrayó que, sin duda, la donación de la Biblioteca Básica del Español a la Universidad de Kabul por parte de la UCM supone un antes y un después de las relaciones entre España y Afganistán, y es una prueba más de la necesidad de la cooperación entre los pueblos como uno de los fundamentos de la paz.