REPORTAJE

Araceli Manjón-Cabeza, Mayte Galino, María Dolores García Silva e Irene Pérez Michael

Las razones del éxito de la transparencia en la UCM

Texto: Alberto Martín - 27 ene 2022 11:07 CET

La plataforma colaborativa Dyntra (Dynamic Transparency Index), dedicada a la “medición y gestión del gobierno abierto en las organizaciones y para la Sociedad Civil” a nivel mundial, sitúa a la Universidad Complutense en el sexto lugar sobre 79, en su último ránking sobre transparencia en las universidades españolas, publicado a mediados del pasado mes de diciembre. Como valora la secretaria general de la UCM, Araceli Manjón-Cabeza, la Complutense sigue en este ránking, que se publica varias veces al año, una “curva ascendente clarísima. El ranking crea cinco grupos de transparencia y estamos en el más alto. Además, nuestra distancia con la primera universidad, la de Valladolid, es pequeña; tenemos un 85% de cumplimiento y la primera, un 92%. Estamos bien situados. Estamos contentas”. 

El otro ránking existente sobre la transparencia en las universidades españolas, realizado por la Fundación Haz -antes Fundación de Compromiso y Transparencia-, sitúa también a la UCM entre las mejor valoradas, entre las universidades "transparentes". La secretaria general, Araceli Manjón-Cabeza, y la oficial mayor, Mayte Galino, son las responsables de este éxito, junto a Irene Pérez Michael y María Dolores García Silva, que encabezan la Unidad de Transparencia y Protección de Datos, creada a finales de 2020.

 

  • Vayamos al principio, ¿cómo se inició este camino que ha llevado a la UCM a ser una de las universidades más transparentes tanto públicas como privadas?
  • Araceli Manjón-Cabeza: El origen hay que situarlo en el mandato del rector Carrillo. Mayte Galino y yo, [que eran también entonces la oficial mayor y la secretaria general de la Universidad] hablando de otros temas, en concreto de administración electrónica que estaba también empezando, empezamos a hablar de la transparencia. Se acababa de aprobar la ley estatal de 2013 y muy a finales del mandato dijimos que al menos teníamos que iniciar un portal de transparencia. Se hizo con medios propios. No había ningún funcionario especializado en ese momento para esa labor, con lo cual lo hacíamos como buenamente podíamos. Mayte fue recolectando información por los servicios, y aunque éramos conscientes de que era incompleto, decidimos sacarlo porque había que empezar por algún sitio. Aún así, el primer año que fue valorado tuvo una valoración aceptable. A partir de ahí, parece ser que el portal no fue muy alimentado ni puesto al día y lo cierto es que en el informe de la Fundación Compromiso y Transparencia de 2018, recibimos la peor calificación, “Universidad opaca”, junto con las privadas, pero muy lejos del resto de las públicas, que eran o transparentes o traslúcidas.
  • Mayte Galino: Cuando volvemos con el rector Goyache en 2019, retomamos la idea. Araceli ha tenido siempre claro que la transparencia es muy importante, y en esa línea hemos trabajado.
  • A. M-C: En el programa del rector Goyache, además de muchos puntos particulares había dos o tres líneas transversales sobre las que insistimos mucho en la campaña: la transparencia, la sostenibilidad y la digitalización y la administración electrónica. Entendimos que teníamos que apostar fuerte por ellas. Cuando llegamos en junio del 19, nos vemos muy preocupadas porque tenemos una pésima calificación en el portal; las exigencias son cada vez mayores tanto por los grupos que hacen encuestas como por la propia competencia que se genera entre las universidades públicas para ver quién pone más información. Y luego teníamos la otra pata, que eso nos preocupo todavía más al principio, que es que había muchas resoluciones del Consejo de Transparencia reclamando actuaciones de información a la UCM porque no habían atendido a las peticiones de información de los ciudadanos. Por si fuera poco, a finales de julio del 19, nos entraron más de 20 solicitudes de golpe que hubo que resolver en una situación muy complicada, alguna con datos complejos. Las conseguimos resolver en plazo, pero a partir de ahí Mayte y yo nos dijimos que no podíamos seguir así, y que había que hacer frente a esta situación y cumplir la ley, tanto en lo que se refiere al acceso a la información como a la publicidad activa del portal de transparencia.
  •  M.G.: Vimos que era importante poder contar con un equipo, que aunque pequeño tuviera un perfil muy profesional, personas formadas jurídicamente y también con un perfil técnico. Decidimos entonces crear la Unidad, porque yo creo que la transparencia si crees en ella tiene que ser algo estable. Ya que se iba a hacer un esfuerzo, tenía que ser en algo lo más estable posible. Ya antes, incorporamos a Irene Pérez Michael, que ya trabajaba con nosotras en el Servicio de Coordinación y Protocolo, y que en poco tiempo consiguió tener un protocolo de tramitación de solicitudes muy normalizado, con lo cual regularizamos mucho la respuesta. Cuando conseguimos crear la Unidad, en diciembre de 2020, y ya pudimos contar también con Lola, María Dolores García Silva, quien también estaba en Coordinación y Protocolo, que se encarga del portal de Transparencia. Ha ordenado el portal, incorpora información de manera constante, ha mejorado el acceso... Muchas veces no es tanto dar mucha información, que eso puede ser muy opaco, sino que el hecho de que esté sencillo y organizado lo hace mucho más transparente.

 

Como explica Irene Pérez Michael, todo este proceso de creación de la Unidad coincidió con la entrada en vigor de una nueva ley autonómica de transparencia, que desarrollaba muchísimo la ley estatal. “Sobre la solicitud de información, hemos creado, como explicaba Araceli, un procedimiento que lo automatiza. Pero, además, la ley pide una publicidad aún mayor, que hemos plasmado, sobre todo, en la creación del Registro de las Solicitudes de Acceso, que permite el seguimiento de cada una de ellas, puedes ver el tiempo que se tarda en la resolución e incluso las propias solicitudes.

 

  • ¿Cómo son esas solicitudes? ¿Qué tipo de información suelen pedir? ¿En qué plazo se contestan?
  • Irene Pérez Michael: Hay que decir antes que nada que el desarrollo del portal hace que las resoluciones sean mucho más sencillas. Muchas veces basta con dirigir a la gente al sitio en el que está publicado. Esto nos pasa cada vez más, y prueba que el portal tiene cada vez más contenido. Con mandar el enlace cumples la ley y te da la satisfacción de comprobar que estás publicando cosas que interesan a la gente. Las solicitudes de información suelen ser sobre todo referentes al área académica. Todas las respondemos en un plazo de tiempo muy breve y lo cierto es que hemos tenido pocas reclamaciones al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno de la Comunidad de Madrid.
  • A. M-C: Algunas reclamaciones asumimos que se van a producir. En algunos temas nos encontramos, por un lado, con la obligación de dar cierta información, y por otro con el límite de la protección de datos. En situaciones que están muy en el límite, nosotras preferimos no dar la información y proteger la intimidad y los datos de una persona, porque si los revelamos ya no tiene remedio. Si el Consejo de Transparencia después de una reclamación nos dice que esos datos no estaban protegidos, entonces los damos. Somos prudentes y preferimos no arriesgarnos y no dar datos protegidos. De hecho, la Unidad es de Transparencia y Protección de Datos, que son dos conceptos que parecen opuestos, pero que los quisimos juntar precisamente para eso, para tener muy claro el límite de la protección de datos. Quitando eso, realmente este año solo ha habido una reclamación al Consejo y resoluciones negativas de los tribunales no tenemos.

 

  • ¿Hay muchas solicitudes de información?
  • A. M-C: Va variando. Hay que aclarar que el solicitante no tiene que alegar ningún motivo legítimo o que justifique por qué quiere esa información. Cualquiera puede pedir cualquier cosa porque sí. Hay solicitudes curiosas, hasta por ejemplo si la biblioteca en el futuro va a comprar un determinado libro. A la mayoría de las solicitudes damos respuesta positiva. Si no respondemos, es por protección de datos o porque lo que preguntan no es objeto de transparencia, como el ejemplo que he señalado. De 34 solicitudes que recibimos en 2021, 22 han sido favorables totalmente, 7 parcialmente favorable y solo 5 desfavorables. Nuestra norma es dar todo lo que se pueda dar.
  • I. P.M: Cuando se deniega el acceso se da la razón como nos obliga la ley

 

  • Hablemos del portal, ¿qué premisas se han seguido para su desarrollo?
  • María Dolores García Silva: Cuando llego a finales de 2020, lo primero que hice fue ver lo que la ley de la Comunidad de Madrid nos obligaba a publicar, ver el contenido que ya tenía el portal y saber, por tanto, qué era lo que había que ampliar en el portal. Ha habido mucha colaboración por parte de los servicios; tanto Contratos, Asuntos Económicos, Personal… Y también hemos contado con la gran ayuda del director del Centro de Inteligencia Institucional, José Arbués. En realidad, se trata de ir todo el rato recogiendo información e irla estructurando. La estructura estaba prácticamente hecha, fue ir ampliándola y luego dándole un aire, hacerla un poco más dinámica y accesible. Luego todo se ha recogido en el mapa web, para que en una misma hoja tengas toda la información que nos requiere tanto la ley como los indicadores para la valoración.

 

 

  • I. P.M: Creo que en efecto hay que destacar dentro del portal, el mapa web de transparencia, que realmente es un trabajo enorme que ha hecho Lola. La transparencia del portal de transparencia se basa en ese mapa web, que realmente te da una idea general bastante buena de todo lo que hay y de cómo está estructurada la información que se ofrece, incluidas las secciones que hablan de las solicitudes, para que quien quiera pueda controlar la labor que hacemos en cuanto a la contestación y atención a las solicitudes de acceso, y de la propia transparencia de la UCM, con una serie donde están los ranking de transparencia, la biblioteca transparente, los datos de acceso. Es decir, la transparencia de nuestro propio portal, aplicándonos nosotros mismos los principios de transparencia.

 

  • ¿Qué es lo que más se visita del portal?
  • M. D.G. S.: Lo más visitado son Personal, más PAS que PDI; información sindical, retribuciones e información económica y financiera.

 

  • Un contenido que llama la atención es el portal de datos abiertos, Universidata…
  • A. M-C: Universidata es un poco la joya de la corona. Es un resultado del director del Centro de Inteligencia Institucional, José Arbués, que desde el principio quiso ubicar en el Portal de Transparencia porque entendía que era el lugar más idóneo. Con el portal de datos lo que conseguimos es la transparencia de la transparencia. El portal de transparencia da datos que interesan al ciudadano, mientras que el portal de datos da información muy elaborada, de mucha categoría, que interesa más bien a los técnicos, no tanto a los ciudadanos, y que hace posible la reutilización de la información. El portal de datos ha sido un grandísimo avance porque es una información de muchísima calidad, una información que puedes jugar con ella y llegar hasta datos mínimos. Solo nos paramos cuando ya hay que salvaguardar por protección de datos. Con el portal de datos yo creo que hemos conseguido el rizo del rizo. Estamos muy contentas y agradecidas al director, a José Arbués, que además nos ayuda en otros temas, en información que nos es difícil de conseguir porque está rayando dos servicios, él la consigue, la elabora, la cruza y nos la proporciona. Estamos muy agradecidas de poder trabajar con él. Universidata ha sido recientemente premiado en el Desafío Aporta y además aspira a tener mayor presencia y mayor colaboración en organismos superiores.

 

  • Para concluir hablemos del futuro, ¿en qué aspectos hay que avanzar más?
  • A. M-C: En la parte de solicitudes de acceso quisiera seguir como está. Creo que tenemos un procedimiento que es correcto, que es muy respetuoso con los derechos del solicitante. Ahí, conservadurismo absoluto. En la parte del portal también seguir en la línea que estamos, pero sí supone estar continuamente cambiando. La información buena del portal es la que está, por supuesto, al día, la que es accesible y la que es reutilizable. Eso hay que trabajarlo, eso no es estático. Continuamente hay que estar cambiando contenidos, modificando las formas en la que ofreces el contenido... Solo hay ver cómo era el portal hace dos años y cómo es ahora. Antes era arisco, aunque estuviese la información. Ahora es muy intuitivo y por lo tanto muy accesible. Hay que dar muy pocos clics para llegar a lo que quieres, no te pierdes, incluso visualmente es agradable. Al menos a mí me lo parece. Por lo tanto, hay que seguir en esa línea de mejora continua.