REPORTAJE

Un aula de la Facultad de Medicina, durante una clase

Medicina recibe el Sello Internacional de la WFME, que asegura a sus titulados poder ejercer en Estados Unidos y Canadá

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 13 oct 2022 11:32 CET

La Facultad de Medicina de la Universidad Complutense es uno de los tres primeros centros españoles, junto a los de las universidades de Navarra y Castilla La Mancha, en obtener el Sello Internacional de Calidad de la World Federation Medical Education (WFME), lo que posibilitará que sus titulados puedan optar a ejercer en Estados Unidos y Canadá a partir de 2024, año desde el que las autoridades de estos países solo permitirán presentarse al examen que da luz verde a ejercer la medicina allí a quienes hayan cursado sus estudios en facultades que cuenten con este sello internacional.

 

Desde los años 50 del pasado siglo, para ejercer en Estados Unidos los médicos que no se han formado allí deben aprobar un examen que convoca la Educational Comision for Foreign Medical Graduates (ECFMG)También Canadá va a exigir haber estudiado en centros con el Sello Internacional de la WFME para ejercer en su territorio. Los titulados desde hace dos cursos y a partir de ahora por la Complutense y las universidades de Navarra y Castilla La Mancha tienen ya asegurada su admisión en dichos exámenes.

 

Para conseguir el Sello Internacional de la WFME las facultades de la Complutense, Castilla La Mancha y Navarra han participado en un proyecto piloto de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), con el que ella misma se evaluaba como agencia evaluadora de la WFME. Como explica Anabel Bonilla-Calero, responsable del Programa de Sellos Internacionales de Calidad de ANECA, al obtener la agencia su acreditación -que le fue comunicada este 11 de octubre- las tres facultades obtienen de forma automática el Sello Internacional de la WFME. “Hasta este día 11 solo podíamos decir que las tres Facultades habían obtenido la evaluación positiva de ANECA de acuerdo a los estándares de calidad de la WFME, pero ya se puede decir de manera oficial que cuentan con el Sello”, explica Anabel Bonilla-Calero a Tribuna Complutense.

 

 

Precisamente el 11 de octubre, en un acto celebrado en el Círculo de Bellas Artes, ANECA entregó a las tres facultades los diplomas acreditativos de estas evaluaciones internacionales. Por parte complutense asistieron el rector, Joaquín Goyache; el decano de Medicina, Javier Arias, y el vicerrector de Calidad, Miguel Ángel Sastre, figura también clave en este proceso no solo al facilitar la colaboración del Vicerrectorado durante la evaluación, sino ya antes cuando alentó la participación de la facultad complutense, desde su cargo de director de Evaluación de Enseñanzas e Instituciones de ANECA.

 

 

El decano de Medicina, Javier Arias, explica que el proceso de evaluación ha sido un tanto complejo y ha exigido a la Facultad un gran trabajo. “Hemos sido un poco conejillos de indias. Nos ha evaluado ANECA y luego nos ha evaluado un panel internacional para ver si nos habían evaluado bien, ya que ANECA ha aprovechado el estudio piloto para acreditarse ella misma como agencia evaluadora de la WFME. Pero, sin duda, ha sido un proceso muy positivo para la Facultad y para la Universidad Complutense”, afirma el decano.

 

Como explica Arias, la WFME pide superar nueve criterios para conceder su sello internacional. De siete de ellos no ha sido necesario aportar ningún documento, ya que ANECA ya disponía de ellos al tener evaluada la titulación dentro de su programa VERIFICA. Los otros dos, y en especial el octavo, sí han supuesto un desafío y un gran trabajo. “El noveno para nosotros ha sido sencillo ya que busca constatar que la Facultad candidata vaya a tener continuidad en el tiempo. La historia de la Complutense habla por sí sola. En cambio, el punto 8 sí era más complejo,  ya que se refiere a los resultados del aprendizaje; es decir, si el estudiante ha conseguido las competencias que ellos consideran mínimas. Para constatarlo nos pedían evidencias de una serie de asignaturas: currículum de todos los profesores, notas de los alumnos, los exámenes, entrevistas a alumnos, incluso han entrevistado a los gerentes de los hospitales donde hacen las prácticas, para ver cómo es el desempeño de los egresados allí durante el MIR y después. Después de presentar todo esto -continúa explicando el decano-, pidieron una segunda evidencia sobre las cosas que tenían dudas, y posteriormente tuvimos la visita del panel internacional, tras la que nos pidieron algunas terceras evidencias”.

 

El decano destaca que la WFME  como estándar de calidad de los médicos pide cuatro bloques de conocimiento. “Un bloque es lo básico: cómo funciona el cuerpo humano, anatomía, biología… Otro es la clínica: enfermedades, diagnóstico y tratamientos. Y después hay otros dos bloques a los que le dan la misma importancia: investigación, el TFG, y ciencias sociales y del comportamiento. Este último nos ha reconfortado ya que va en el mismo sentido que nosotros: los estudiantes de medicina necesitan más valores, aparte de mucho, o de hacer muchas prácticas. Necesitan otra serie de valores que no son imprescindibles en otras profesiones. En ese bloque de ciencias sociales ven qué asignaturas hay relacionadas con esto, los seminarios sobre conocimiento de los sistemas de salud, del nuestro y de otros países, les ofrecemos; valores profesionales, actitudes y comportamiento ético, habilidades de comunicación, habilidades de liderazgo… Otras universidades no tienen nada de esto, ni investigación ni contenido ético, mientras que nosotros sí tenemos este enfoque social en muchas asignaturas. Creo que esto para muchas facultades va a ser lo más complicado de cumplir para lograr este sello en el futuro”, concluye Arias, no sin volver a destacar que el proceso de evaluación “ha sido una experiencia positiva y nos estimula para seguir en esta línea. Ha supuesto mucho trabajo, pero ha sido útil, y también nos va a servir para mejorar cosas”.

 

Según explica Anabel Bonilla-Calero, responsable del Programa de Sellos Internacionales de Calidad de ANECA, una vez que la Agencia ya está acreditada por la WFME, al igual que hace con los otros sellos internacionales que evalúa –el Euro-Inf para estudios de Informática, el EUR-ACE para ingenierías y el Eurolabel para Química- lanzará convocatorias anuales. “Para la próxima ya hay diez Facultades interesadas y es de esperar que el resto de las 43 universidades donde se imparte Medicina se presente en los próximos años, por la exigencia de Estados Unidos de tenerlo para ejercer allí a partir de 2024”.