ÁGORA

La decana y la secretaria general, junto a una de las estudiantes que fueron reconocidas por sus expedientes

Químicas celebró San Alberto Magno con una triple felicitación

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 15 nov 2022 21:06 CET

La Facultad de Ciencias Químicas, como es tradición, ha celebrado la festividad de su patrón, San Alberto Magno, organizando un acto académico, en el que, como ha explicado la decana, María Teresa Villalba, se han querido unir tres felicitaciones. La primera, a los ganadores del Premio Nobel de Química de este año, Carolyn Bertozzi, Morten Meldal y Barry Sharples, de cuyos trabajos ha dictado una lección magistral la profesora Beatriz Illescas. La segunda, al vidrio, cuyo Año Internacional se está celebrando en 2022 por innumerables motivos, como ha explicado Alicia Durán, presidenta en España de está conmemoración. Y, la tercera, a los estudiantes que han concluido con los mejores expedientes sus estudios de grado, doctorado o máster en los dos últimos cursos.

El acto lo ha presidido la secretaria general de la UCM, Araceli Manjón-Cabeza, quien ha aprovechado su intervención para hacer algunos apuntes sobre la figura histórica de San Alberto Magno, quien igual que es el patrón de las ciencias naturales, químicas y exactas, bien pudiera serlo también de los filósofos, según defendió la secretaria general. Y es que hablamos de un sabio del siglo XIII, cuando la especialización aún no era una realidad y los estudiosos se formaban en todos los saberes. San Alberto, antes que científico fue filósofo, incluso por encima de su santificada condición de teólogo. A él se debe, entre otras cosas , según destacó la profesora Manjón-Cabeza, que Aristóteles sea hoy quien es, ya que gracias a su traducción e interpretación no fue denostado por la Iglesia y sus enseñanzas se divulgaron durante los siglos. También a él se debe la formación de Santo Tomás, su discípulo, y de nuevo que la Iglesia no malinterpretara su escolástica, lo que a punto estuvo de suceder. Y por último, aunque de esto parece que hay más leyenda que realidad, se dice que en su poder estuvo la piedra filosofal. Él nunca lo afirmó y lo cierto es que en sus escritos sí se puede ver alguna descripción de trasmutaciones de metales innobles en oro, difíciles de justificar con la química en la mano.

 

El acto se estructuró en tres partes diferenciadas. La primera, como se ha convertido en tradición en este acto de San Alberto en Químicas, se dedicó a glosar los trabajos que han valido el Premio Nobel de Química del año en curso. Fue la profesora del Departamento de Química Inorgánica Beatriz Illescas Martínez, la encargada de hacerlo. Con todo lujo de detalles explicó qué es la química click y bioortogonal, por cuyas aportaciones se ha premiado este año a Carolyn Bertozzi, Morten Meldal y Barry Sharples. Por cierto, este último es la segunda vez que recibe el Nobel en Química, tras el obtenido en 2001. Entonces ya Sharples reflexionaba sobre la dificultad que muchas veces experimentan los químicos para sintetizar moléculas de estructura compleja basadas en carbono. Para solventarlas nació la “click chemistry”, que según señaló la profesora Illescas se puede definir como el “conjunto de reacciones efectivas, selectivas y modulares que funcionan eficazmente tanto en pequeña escala como a escala industrial”. De sus aplicaciones en entornos biológicos se llega al segundo concepto premiado este año: las reacciones bioortogonales. Recientemente se ha llevado a cabo su aplicación por primera vez en humanos en una medicación contra el cáncer.

 

La segunda conferencia del acto la impartió Alicia Durán, quien preside en España la celebración del Año Internacional del Vidrio 2022. En ella se remontó a hace 2.000 años cuando Plinio el Viejo contó como en una playa, en un campamento de comerciantes de trona, la materia prima natural del carbonato sódico, surgió por vez primera el vidrio. Una piedra de prona colocada en la arena para sujetar una olla puesta al fuego para hacer la comida, se conjugaron para hacer el “milagro” del vidrio. Desde sus primeras aplicaciones en Egipto y en Babilonia, Alicia Durán fue llevando al auditorio hasta la actualidad, en el que no solo está presente en cada instante de nuestras vidas, sino que juega también un papel decisivo en nuestro futuro, ya sea vinculado a once de los diecisiete objetivos de la Agenda 2030, a la tecnología más puntera o, sin ir más lejos, a la generación de las más diversas energías sostenibles, desde la solar hasta la eólica. “Bienvenidos a la era de la transparencia y de la sostenibilidad. Bienvenidos a la era del vidrio”, cerró Durán su intervención.

 

Y llegó el momento, en palabras de su decana, más importante para la Facultad: la entrega de diplomas a los mejores expedientes tanto en las titulaciones de grado como en los programas de doctorado y máster. Para María Teresa Villalba, ellos y ellas son el espejo en el que se reflejan sus compañeros, y por ello les aconseja no perder jamás la ilusión “pese a los contratiempos que seguro que encontraréis”, aprovechar las oportunidades que se les presenten y abrir horizontes, ya sea en nuestro país o fuera de él. La decana también aprovechó su turno de palabra para agradecer el Rectorado tanto la reciente incorporación de jóvenes profesores a la Facultad -cuyo entusiasmo y trabajo van a enriquecer tanto la investigación como la docencia que se lleva a cabo en el centro- como las inversiones que se van a llevar a cabo para modernizar las instalaciones, absolutamente necesarias desde hace ya tiempo para la Facultad.

 

Los estudiantes premiados

Premios Extraordinarios de Grado 2020-2021

Grado en Química: Segismundo García Valverde

Grado en Química: Young Seo Park

Grado en Ingeniería Química: Alberto Santos Sanz

Grado en Bioquímica: Mario Pulido Vadillo

 

Premios Extraordinarios de Doctorado 2020-2021

Alba Angelina Querencias

Javier Urieta Mora

Stefano Gambera

Rubén Del Olmo Martínez

Marta Luisa Murillo Sánchez

 

Mejores Expedientes Másteres Curso 2021-22

Máster Ciencia y Tecnología Químicas: Elena Mairi Caimbeul Whittle

Máster Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina: Guillermo Martín Migallón

Máster Ingeniería Química, Ingeniería de Procesos: Jorge Andrés Parés Meléndez

Máster Interuniversitario en Química Orgánica: Pablo Esteban Arderíus

 

Mejores Expedientes Grado Curso 2021-22

Grado en Química, mejor expediente: Daniel San Martín Loubet

Grado en Química, 2º mejor expediente: Ricardo Hortigón Ortega

Grado en Química, 3er mejor expediente: Santiago Pérez Hernando

Grado en Química, 4º mejor expediente: Andrea Martínez Topete

Grado en Química, 5º mejor expediente: Patricia Valdés Portas

Grado en Química, 6º mejor expediente: Manuel Horcajo Fernández

Grado en Química, 7º mejor expediente: Daniel González Pinardo

 

Grado en Bioquímica, mejor expediente: Raquel García Martín

Grado en Bioquímica, 2º mejor expediente: Sara Alonso Pinillos

Grado en Bioquímica, 3er mejor expediente: Gloria Gutiérrez Díaz

 

Grado en Ingeniería Química, mejor expediente: Diego Martín Gutiérrez

Grado en Ingeniería Química, 2º mejor expediente: Sara Bravo Céspedes

Grado en Ingeniería Química, 3er mejor expediente: Santiago Gómez Díez