UNA EUROPA

Foto de familia de los asistentes a las jornadas

Una Europa se reúne en Berlín para trabajar sobre sus planes de futuro

Texto: Cristina Saura, Fotografía: Marco Urban, FUB - 16 nov 2021 10:34 CET

Más de cincuenta miembros del personal académico y de administración, estudiantes y gestores de las ocho universidades de la alianza Una Europa se han reunido en la Freie Universität de Berlín durante los días 2 y 3 de noviembre, en el que ha sido su primer encuentro presencial en casi dos años. Han sido dos jornadas muy intensas en las que, además de celebrar la Asamblea General anual de Una Europa, se han llevado a cabo otras actividades muy representativas para la alianza, como la segunda edición de la Una Talk,  que este año se centró en el papel de las universidades como motor social en el impulso de un futuro más sostenible. Esta mesa redonda de expertos, que se programó en el marco de la Semana de la Ciencia de Berlín, analizó el papel que desempeñan las universidades europeas en el desarrollo de un panorama sostenible de la educación superior, con opiniones tanto de dentro como de fuera de la alianza Una Europa. Si te perdiste la emisión en directo, el debate sigue disponible en el canal de Youtube de Una Europa. 

 

La Asamblea General de este año se centró en la formulación de una visión conjunta para el futuro de la alianza, la Estrategia Una Europa 2030. Cuestiones relacionadas con la sostenibilidad, la diversidad y la inclusión, así como el multilingüismo, ocuparon un lugar central, junto con un debate sobre la necesidad de compaginar el impulso de programas académicos conjuntos y diferenciadores y una cooperación cada vez más estrecha en los ámbitos de la investigación y la innovación. Junto a los rectores y vicerrectores de las universidades de Una Europa participaron en el debate distinguidos miembros del Consejo Asesor Externo de Una Europa que aportaron también sus consideraciones clave para el futuro. Este pasa necesariamente -concluyeron- por la colaboración con distintos actores y organismos internacionales del ámbito de la enseñanza superior y por la necesidad de involucrar progresivamente en el proyecto de Una Europa a otros aliados no académicos dentro de sus ocho respectivos países. Verena Blechinger-Talcott, vicepresidenta de Asuntos Internacionales de la Freie Universität de Berlín y Presidenta de la Comisión Ejecutiva de Una Europa, aseguró que la alianza "ha conseguido mucho en un tiempo relativamente corto, y queremos seguir siendo igual de ambiciosos en el futuro. En el desarrollo de Una Europa, debemos tener siempre presente nuestro objetivo de generar ventajas y valor añadido para todas las universidades participantes. Hasta ahora lo hemos conseguido". 

 

Durante los dos últimos años, Una Europa ha recibido financiación en el marco de la prestigiosa convocatoria piloto de Universidades Europeas, financiada por el programa Erasmus+. La primera rendición de cuentas, consumida a mitad del tiempo del proyecto 1 Europe, ha confirmado que las actividades que ha iniciado -incluidos los programas conjuntos de licenciatura y doctorado, los cursos de formación continua y otros proyectos más pequeños de cualificación y formación- han creado un considerable valor añadido en el ámbito de la enseñanza superior en Europa. Günter Ziegler, rector de la Freie Universität Berlin, se hizo eco de esta evaluación positiva: "Una Europa es realmente una historia de éxito. Nuestra alianza es increíblemente fuerte en términos de impacto e investigación, también en comparación con otras redes europeas. Todos los socios están muy motivados para seguir intensificando nuestro trabajo de colaboración. Creo que esta red ayudará a promover nuestra posición en Europa, y creo que abrirá nuevas posibilidades para todos los miembros de nuestras universidades". Para el vicerrector de Relaciones Internacionales y Cooperación de la ComplutenseDámaso López, quien participó en la reunión en representación de la UCM, el trabajo de los últimos dos años y los resultados obtenidos muestran que las comunidades universitarias “debemos profundizar en iniciativas como esta, que nos fuerzan a dialogar y colaborar porque esto, sin duda, nos ayuda a superarnos en la búsqueda de la excelencia”.  “Participar en Una Europa -añade Dámaso López- nos empuja a todos (estudiantado, profesorado y personal de administración y servicios) a ser mejores, a construir sociedades más participativas, más justas, con muchas más posibilidades de comunicación y operatividad conjunta, con posibilidades de movilidad e intercambio aún más numerosas y profundas para nuestra comunidad”.  

 

El Consejo de Estudiantes de Una Europa también se reunió en Berlín, aprovechando esta importante cita anual para debatir cómo debe seguir desarrollándose la alianza de acuerdo con las inquietudes y ambiciones de la comunidad estudiantil. Aprovecharon para trasladar a la Asamblea General algunos de sus deseos y objetivos, recogidos en las conclusiones del II Congreso de Estudiantes de Una Europa, celebrado apenas unas semanas antes, en un formato híbrido, en la Universidad Complutense.  

 

Estos días de trabajo y análisis para Una Europa culminaron con el primer Una Europa PhD Slam, concurso de tesis que fue seguido en directo por una amplia audiencia internacional. Ocho estudiantes de doctorado presentaron trabajos de investigación centrados en en el ámbito de la sostenibilidad. René Reich, estudiante de doctorado en la Universidad KU Leuven, ganó el primer puesto y recibió un premio de 1.000 euros. El segundo puesto se quedó en la Universidad Complutense, representada en la convocatoria por Daniela Arias Molinares. Carolina Buendía Sarmiento (Universidad de Helsinki) se llevó el tercer premio.